sábado, 7 de noviembre de 2015

MANSIONES EN LOS ÁRBOLES ESTRENA SU CUARTA TEMPORADA CON LOS REFUGIOS PRIVADOS MÁS IMPACTANTES

 Una de las series favoritas de los amantes de la naturaleza y la arquitectura regresa a la pantalla de Animal Planet con el estreno de su cuarta temporada, a partir del 9 de noviembre, todos los lunes a las 22:00 hs.
34037_ep403_068 c.jpg
P
 En la cuarta temporada deMANSIONES EN LOS ÁRBOLES, el arquitecto y visionario Pete Nelson invita a la audiencia a treparse al majestuoso mundo de las copas de los árboles, donde él diseña los más increíbles refugios privados para quienes sienten pasión por reconectarse con la naturaleza y despertar al niño que llevan dentro. La serie estrena el lunes 9 de noviembre a las 22:00 hs., por Animal Planet
En esta nueva temporada, los protagonistas se trasladan al norte de Nueva York, donde cientos de jóvenes invaden el campamento Sunrise Day, el único lugar de su tipo que está concebido para niños de entre 3 y 16 años de edad que padecen cáncer. Sunrise también recibe a los hermanos de los acampantes y allí, entre los arces, robles y pinos, Pete y su equipo construyen un salón de usos múltiples ideal para que los niños vuelquen toda su imaginación en juegos y actividades artísticas. Además, gracias a las ventanas y a un techo transparente, los niños pueden observar la vida silvestre que se encuentra por encima, por debajo y alrededor de ellos, permitiéndoles tener una constante interacción con la naturaleza. Y para garantizar el acceso para cada grado de capacidad, los expertos construyen una rampa de 15 metros hecha de robustas vigas de acero.
En otro episodio, Pete les obsequia a su hija Emily y a Patrick, su novio y carpintero, el mejor regalo que jamás hayan imaginado: una casa en el árbol propia, transformando una parte de la historia de la familia Nelson en una maravilla marroquí a más de 10 metros de altura.
Inspirado en historias del pasado, el arquitecto construye también una casa en el árbol sostenida por las ramas serpenteantes de un arce plateado en la costa del lago Chelan, en el estado de Washington. La estructura de cedro tiene una torrecilla curva de dos pisos y una terraza para poder disfrutar de una maravillosa vista del lago.
La serie también muestra cómo Pete encara el proyecto de construir un castillo en un árbol altísimo para una familia que ha decidido dejar de crecer. Cuando Rhonda vio por primera vez lo que podía construir Pete, se dio cuenta de que una casa en el árbol así era lo que siempre había querido, pero que no sabía que existía. Con su hermana y sus respectivos esposos, hicieron causa común para crear un escape de la vida cotidiana en una casa en el árbol mágica construida para la música, la escritura y tal vez uno o dos martinis, en el terreno que la familia posee en el valle del río Platte, al este de Nebraska.
Las historias no terminan allí, Pete recibe una llamada de una graduada del Treehouse Workshop, quien, decidida a retirarse a una tranquila ciudad costera de Oregon, encontró un terreno con árboles antiguos enormes, una bella vista al mar y un potencial único para construir una casa. Su plan original de construir una casa en el árbol como refugio se transforma en una vivienda de tiempo completo cuando Pete descubre a la enorme Pícea de Sitka de sus sueños, un pino extremadamente alto. Inspirado por el paisaje arbóreo local y su reciente visita a Brasil, él construye un hogar hexagonal que tiene todo lo que ella pudiera llegar a necesitar. ¡Incluso un lavarropas y una secadora!
En casa episodio de MANSIONES EN LOS ÁRBOLES, Pete y su equipo de diseñadores y carpinteros, incluido su hijo Charlie, deben soportar las excentricidades de la Madre Naturaleza, equipos de construcción peligrosos y alturas imposibles para construir estos magníficos santuarios. Nada es imposible para Pete, por lo tanto sus toques caprichosos y sus ideas disparatadas deleitan a sus clientes y le imponen al equipo de trabajo fuertes presiones para cumplir con los plazos. Además de construir estos hermosos escondites, Pete, su esposa Judy y su hija Emily poseen y dirigen Treehouse Point, una posada en Washington, a la que la gente acude para escapar de la realidad de la vida moderna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada